¿Por qué es bueno superar el Benchmark?

¿Por qué es bueno superar el Benchmark?

El Benchmark es el índice de referencia con el que las carteras se comparan para saber cómo ha ido la inversión (es una medida objetiva). En valores bursátiles, un ejemplo es el IBEX 35. Gracias a estos índices se puede saber si hemos obtenido una rentabilidad mayor por lo que habríamos superado al índice. Si la rentabilidad se queda por debajo de ese índice, quiere decir que el gestor de esa cartera de inversiones no ha logrado obtener la rentabilidad que está ofreciendo el mercado de valores; si está por encima, quiere decir que el gestor ha logrado, con su estrategia, obtener una rentabilidad superior a la que está ofreciendo dicho mercado.

En los casos en los que la inversión no consigue superar al índice, es mejor contratar un ETF (Exchange-Traded Funds), en el que los fondos cotizados se caracterizan principalmente por tener un objetivo principal de su política de inversión, que consiste en reproducir un determinado índice bursátil o de renta fija. En este sentido, diferentes análisis han llegado a la conclusión de que solo el 5% de los gestores consiguen batir su Benchmark (En Buy&Hold estamos muy orgullosos de pertenecer a ese 5%) Ese porcentaje de gestores viene precedido por la manera que tienen de invertir. La gran mayoría utiliza la filosofía de inversión en valor o value investing, que es la que utilizamos en Buy & Hold. Por eso, desde que nuestros gestores empezaron a gestionar Rex Royal Blue Sicav (desde 2004) y Pigmanort (desde 2010) comenzaron a batir el MSCI Pan euro con dividendos (Benchmark de Rex Royal Blue) y el 25% Eurostoxx-50 + 75% Barclays Euro Aggregate Bonds 1-3 Years (Benchmark de Pigmanort) hasta conseguir una rentabilidad histórica a cierre de abril de un +212,6% en el primero y +96,8% el segundo.

En Buy and Hold, nuestros objetivos de rentabilidad no son ni el 20% ni el 15%. En lo que nosotros nos estamos centrando y por lo que trabajamos diariamente es en batir a los índices de bolsa europea con dividendos de forma consistente (entre un 2% y 3%), lo que históricamente supone lograr retornos anualizados superiores al 10%-12%. Esto ha sido así en los 14 años de historia de Rex Royal Blue y en nuestro producto flexible hemos logrado un 9,6% con una volatilidad de 8, es decir, con menos de la mitad de volatilidad del Eurostoxx también hemos batido en rentabilidad con dividendos, lo que nos da unas ratios de Sharpe extraordinarios.