¿Cuándo es un buen momento para invertir en tecnología?

¿Cuándo es un buen momento para invertir en tecnología?

La reciente corrección del Nasdaq – incluyendo el desplome histórico de la cotización de Tesla- ha vuelto a poner de actualidad una pregunta que se ha repetido incesantemente los últimos años: ¿están excesivamente caras las tecnológicas? De hecho, dedicábamos en este blog una entrada a analizar la situación no hace tanto, y al ser inversores pacientes y enfocados en el largo plazo seguimos suscribiendo lo que comentábamos en ese análisis.

Entonces, ¿por qué volver a escribir sobre la valoración de las tecnológicas? ¿Ha cambiado algo la última corrección? Más que dar una respuesta en profundidad a esta última pregunta, lo que pretendemos con este nuevo post es utilizar la tesis de inversión en valores del sector de la tecnología como ejemplo perfecto de cuándo hay que invertir y dónde, y de paso recordar a los inversores los efectos perjudiciales de tratar de hacer timing de mercado.

Centrémonos en los grandes nombres tecnológicos que todos conocemos: Microsoft, Facebook, Google, Apple, Netflix… Son compañías que han crecido tanto en los últimos años que actualmente ponderan en torno al 20% del S&P 500; solo con que esas compañías tengan un mal día en bolsa, ya tumban al índice, y viceversa: cuando tienen un buen día – por ejemplo, porque sus resultados han vuelto a batir al consenso de mercado-, su cotización impulsa al índice al alza. Ese crecimiento continuado ha ido alimentando las valoraciones de estas compañías hasta sembrar dudas sobre si merece la pena comprar o no a precios actuales. Pero, como recuerda Antonio Aspas, socio de Buy & Hold, realmente llevamos años escuchando que son valores que cotizan a precios altos, “y durante ese tiempo, sus beneficios se han duplicado”.

Ahora, con la última corrección del mercado, vuelve a surgir la misma duda: ¿es un buen momento para comprar tecnológicas? En Buy & Hold no podemos adivinar el futuro, pero sí podemos analizar el presente (los balances de las compañías en las que invertimos y de aquellas que entran en nuestro radar) y ponerlo en perspectiva con lo que sabemos del pasado, gracias a la veteranía de nuestros gestores.

La visión actual de nuestros expertos es que las tecnológicas de gran capitalización como las FAANG tienen margen para seguir creciendo a tasas sostenibles en los próximos dos a cinco años. La clave para llegar a esta conclusión reside en el análisis de sus flujos de caja, calculando si cotizan con descuento a cinco años. “Por supuesto, las grandes tecnológicas ya no están tan baratas como antes, ahora están ligeramente caras. Pero estos precios están justificados por la sostenibilidad de su negocio, por los altos márgenes que tienen y por lo difícil que es que alguien les haga la competencia”, resume Antonio Aspas.

Invertir nunca es fácil, y menos en negocios con un nivel de innovación tan alto. En opinión de Aspas, “sí que ha habido un cambio de paradigma, porque se están montando unos monopolios que son prácticamente inexpugnables, cosa que no pasaba antes”. Nuestro gestor pone en perspectiva la trayectoria de estas blue chips, llamando la atención sobre el hecho de que todas son calificadas como tecnológicas, pero en realidad lo que hacen es disrumpir negocios tradicionales: “Amazon usa la tecnología, pero es un comercio. El negocio de Facebook y Google se basa en la publicidad, por lo que en cierto modo actuarían como los nuevos periódicos de nuestra época; Netflix hace televisión, pero si la analizásemos como una cadena saldría una valoración distinta… Ninguna se dedica a la tecnología pura, sino que son compañías tecnológicas que se están metiendo en nuevos sectores y destruyendo totalmente a la competencia”, asevera.

Entonces, volviendo a la pregunta inicial: ¿se han puesto las tecnológicas a tiro de compra? El análisis nos vuelve a dar la respuesta: no se trata tanto del precio que tengan, sino de ponerlo en perspectiva con la proyección de las ventas y la visibilidad de los beneficios que tienen estas compañías. Una vez determinado este potencial, el mejor momento para invertir es ahora. “Al invertir en bolsa, debes tener claro que no es como jugar a la lotería, sino que tienes que invertir en compañías en las que debes saber qué hacen, de manera diversificada y en el largo plazo, pues es la manera de poder agregar rentabilidad”, afirma Aspas, que concluye: “Cuando me plantean esa pregunta recurrente de si es buen momento para invertir, yo siempre digo lo mismo: a corto plazo no tengo ni idea. A medio plazo, sin duda alguna”.

En Buy & Hold, apostamos por el crecimiento de la tecnología en sus diferentes verticales, y nos encontramos posicionados en valores tecnológicos de las compañías líderes de sus respectivas áreas dentro de este campo: Amazon (distribución y comercio online), Facebook (redes sociales y comunicación), SAP (software para empresas), Microsoft (software para equipos informáticos), Google (multiservicios digitales, como software para móviles, aplicaciones, almacenamiento en la nube, etc.) o Amadeus (software de gestión de reservas para compañías aéreas) son algunos de los ejemplos. Son compañías de gran tamaño, que crecen a gran velocidad año tras año y que tienen capacidad de crecer no sólo en su vertical, sino de aportar servicios y productos en otros varios.

 

Consideramos un acierto apostar por valores tecnológicos de empresas líderes, con un potencial de crecimiento muy grande y que se encuentran en un sector con grandes barreras de entrada, y las compañías mencionadas, así como otras en las que estamos invertidos, encajan dentro de estas características, lo que las convierte en interesantes para cumplir con nuestro objetivo de generar el mayor retorno en nombre de nuestros clientes.

 

Disponemos de distintas estrategias de inversión que se adaptan a cada perfil inversor. Puede verlas haciendo clic aquí.

No dude en ponerse en contacto con nosotros en el teléfono: 900 550 440 o en el email: relacionconinversores@buyandhold.es , estaremos encantados de poder ayudarle