¿Por qué Alphabet?

¿Por qué Alphabet?

Alphabet, matriz de Google, es una de nuestras posiciones  en cartera tanto en B&H Acciones Europa como B&H Flexible.

El gigante tecnológico cuenta con siete plataformas (Google Search, Android, Maps, Chrome, YouTube, Google Play y Gmail) diferentes y cada una cuenta con 1.000 millones de usuarios mensuales.

El 99,5% de sus ingresos de la gran empresa tecnológica proviene de estas empresas. La publicidad digital (redes sociales, buscadores, etc.) está batiendo cifras históricas en cuanto a la inversión que las empresas realizan como estrategia de marketing. Y todos los indicadores presagian que continuará aumentando.

Es cierto que, a lo largo de este año, la compañía ha experimentado subidas y bajadas. Sin embargo, este 2018 ha sido el año con más tasa de crecimiento desde 2011. Las subidas y bajadas de las acciones tienen que ver con la inversión realizada durante estos últimos dos años, que ha ascendido a 110.855 millones de euros. De hecho, los expertos de Wall Street aseguran que, si consigue superar la actual esta fase, la tecnológica debería mantener su PER actual durante los tres próximos años. Alcanzando así el billón de dólares.

El segundo factor que nos gustó para invertir fue que es un cuasi monopolio. Es muy complicado que alguna empresa pueda entrar en el mercado y competir de tú a tú con Google. De ahí, que una gran parte de la cuota de la publicidad digital sea de Google y continúe así durante unos años más.

Tiene un gran conocimiento del usuario. Las técnicas y nuevas aplicaciones que pretenden lanzar, como incorporar la inteligencia artificial a diversos servicios, ayudará a conocer mejor a los usuarios y segmentarlos para que las empresas lancen sus mensajes claves y lleguen a su público objetivo.

Hay que recordar que, en 2017, la Comisión Europea impuso una multa de 2.420 millones de euros a Google. Una investigación realizada por Bruselas halló culpable a la empresa de manipular los resultados de búsqueda favoreciendo su servicio de ventas online. Esto provocó que las acciones se desplomarán situándose por debajo de su valor objetivo. Creemos que el valor relativo para el importe de facturación de la compañía pesará poco.

 

En Buy & Hold invertimos en compañías si de verdad creemos que saldremos ganando. Antes de entrar en una compañía la analizamos desde varias perspectivas, siendo fieles a un método que ha proporcionado rentabilidades consistentes para nuestros clientes en los últimos 15 años. Si vemos que es una oportunidad invertimos, pero sin exponernos a un riesgo elevado.