Principales posiciones de Renta Variable y Renta Fija

Buy&Hold Talks

Principales posiciones de Renta Variable y Renta Fija

Como ya hemos ido viendo en post anteriores, nos gusta explicar que para Buy&Hold la filosofía de inversión en valor (value investing) es aplicable también en el análisis de renta fija. Esto es así debido a que cuando analizamos el valor de una compañía por la parte de equity es muy sencillo hacer el mismo análisis para la parte de deuda, es decir, para los bonos que emiten dichas empresas.

Julián Pascual Buy&Hol

En este Webinar, Julián Pascual, empieza hablando de las principales posiciones de Renta Variable, donde analiza, por un lado, Siemens Gamesa y Vesta, y por otro Cie Automotiv.

Siemens Gamesa y Vestas, son dos empresas del sector de las energías renovables, donde en cada una de ellas poseen entre un 3% y un 4%. Son posiciones que se han ido construyendo durante el primer trimestre de este año, aprovechando las fuertes caídas que han sufrido. Sabemos que es una industria de alto crecimiento pero que, históricamente, comenta Julian Pascual, ha tenido varios problemas ya que al estar muy fragmentada y sin un líder claro, había una guerra de precios bastante fuerte, lo que llevó a que se convirtieran en commodities. Finalmente, la industria empieza a regularizarse y el 70% de la cuota de mercado está repartida en cuatro compañías. En el caso de Vestas, por ejemplo, estuvo 30 años perdiendo dinero y solo en los últimos 5 ha empezado a ganar de forma exponencial. Ante esta situación, Pascual afirma que veían un producto muy atractivo, pero decidieron esperar ya que estaba muy cara. Fue en 2017, cuando se produjeron subastas a la baja por parte de los gobiernos, lo que provocó un fuerte escalón a la baja y fue entonces cuando se construyó la posición.

La siguiente empresa en la que se centra es CIE Automotiv, una posición que se compró a 9€ hace 5 años y que actualmente está rozando los 30€. . La tercera posición que analiza es Petrofac,  una empresa de ingeniería que se dedica a desarrollar y construir instalaciones del mundo del petróleo.

En la parte de la Renta Fija Antonio Aspas destaca dos posiciones,  los Bonos de la Generalitat de Cataluña e Ibercaja. El principal motivo para hacernos con Bonos Catalanes, explica Aspas, fue considerar que tras la llegada de FLA, los bonos de las comunidades autónomas tenían implícita la garantía del estado. Desde que iniciasen las compras en octubre de 2017, la curva catalana ha bajado en torno a los 100 puntos básicos, mientras que la española ha bajado en torno a 50. La incorporación de los bonos catalanes, cuenta Antonio Aspas, ha supuesto que la rentabilidad desde que se anunció la compra hace 5 meses es del 26% (un 23% por la subida de precio y un 3% por la corrida de cupón.)  Otro bono del que comenta Aspas a destacar es Ibercaja.

También en la parte de Renta fija, Rafael Valera hace un análisis de los diferentes escenarios que nos podemos encontrar en la renta fija y su impacto en la rentabilidad del fondo.

El primero de los escenarios es uno hipotético en el que, tras analizar las rentabilidades a día de hoy, Rafael Valera afirma que si no pasara nada con la cartera, es decir, si fuera fin de semana de aquí al 31 de diciembre, lo único que sucedería es que correrían los intereses (tanto los favorables como los de las coberturas) y supondría un 3,76% adicional a lo que ya ganado en el fondo que es un 1,85%,  que sería una rentabilidad de 5,61%.

Los otros dos escenarios posibles que analiza, también serían positivos ya que, según Valera, de pensar que no fuese positivo, o bien no estaríamos invertidos o invertiríamos mucho menos.

El primero de ello supone una reducción de los diferenciales de crédito de la cartera de 0,50% (que el 3,76 se nos fuera a un 3,26) lo que supondría una revaloración de 0,94 que llevaría a terminar el año en un +6,55%. El caso más optimista de todos, es que esto se produjera hasta con un punto lo que les llevaría a niveles de 7,5%.

En escenario más negativo sería el mismo que el anterior pero que vinieran en su contra, es decir, que el diferencial de crédito se amplíe en 50 puntos básicos y que los bonos se deterioren, con respecto a los gobiernos que estamos invertidos. De pasar esto irían a un 4,79% y a un 3,78% (en el caso que sea de 1 punto). Para perder dinero, tendríamos que irnos a una ampliación de diferenciales de 2,20%.

Estos son según Rafael Valera, los escenarios posibles a los que se enfrenta la Renta Fija, donde afirma que es una cartera bastante robusta ya que estamos montados en un carry bastante importante.