Agricultura y árboles para Rimkieta

Agricultura y árboles para Rimkieta

Burkina Faso es uno de los países más pobres del mundo con unos ingresos brutos per cápita de 1.200 dólares anuales. Su economía se basa en la agricultura, que ocupa al 92% de la población activa y corresponde al 32% del Producto Interior Bruto. Además, dentro de este sector, el algodón ocupa a más de 2 millones de personas. Es su producto clave. Ha conseguido hacer que su algodón sea uno de los más reconocidos a nivel mundial. De hecho, lo comercializa a través de Victoria’s Secret, entre otras, que lo compran para tratarlo en otros países.

En el país solo un tercio de las tierras cultivables se explotan, a pesar de que el resto cuenta con las condiciones óptimas para poder diversificar la producción. Se calcula que se aprovecha el 12% de las tierras irrigables (alrededor de 160.000 hectáreas).

Los pasos a seguir que se ha marcado el Gobierno es mejorar el rendimiento en las tierras, en el reparto de semillas mejoradas y el aumento de producción. Esto a nivel económico, pero en algunas localidades del país necesitan cultivar por pura subsistencia.

El barrio de Rimkieta es uno de esos casos. No tiene las infraestructuras necesarias para salir adelante. Conviene recordar que es uno de los barrios más pobres de la capital de Burkina Fasso. Necesitan ayuda. Por eso Amigos de Rimkieta ha desarrollado un proyecto que consiste en hacer que las personas que viven en esta zona puedan ser suficientes.

El primer paso que dieron fue construir pozos de agua potable para que tuviesen acceso a ella. Antes, debían recorrer largas distancias a través de carreteras peligrosas y terrenos pedregosos. El segundo paso de este ‘Proyecto Desarrollo’ consistió en seleccionar y acondicionar un terreno que sirviese de huerto.

De la mano de la Fundación Netri, que ha subvencionado el proyecto, se realizó el trabajo. Consistió en escoger un terreno de unos 2.000 metros cuadrados ubicados junto a un pozo nuevo. Esta parcela beneficia a 26 mujeres que se han quedado viudas y tienen que hacer frente a las grandes cargar familiares que poseen. Su labor es la de sembrar, regar, recolectar los productos, la producción y la comercialización y venta, a través de la cual obtienen unos recursos económicos que les permite salir adelante. Además, estas familias pueden autoabastecerse.

 

La recuperación de los árboles

El problema de la deforestación es uno de los más graves a los que se enfrenta África. Tan solo en Burkina Faso cada año se degradan unas 110.500 hectáreas de bosque. Esto corresponde al 4% de toda el área forestada.

Uno de los problemas de la deforestación es que, en épocas de lluvias, aumentan las inundaciones. En este barrio se viven en unas condiciones durísimas, con un clima árido y seco durante ocho meses y con la incapacidad de asumir el exceso de lluvia durante los otros cuatro meses. Las condiciones de vida de los habitantes de Rimkieta son muy duras.

Las precipitaciones y las temperaturas son más extremas en sus máximas y mínimas. Todo ello causado, entre otras causas, por la falta de vegetación. Amigos de Rimkieta ha lanzado un proyecto que consiste en plantar, regar, mantener y reponer árboles con su correspondiente malla de protección.

Sin embargo, desde Amigos de Rimkieta son conscientes de que, aunque plantes muchos árboles, no servirá de nada si no se consigue que se cambien la mentalidad de la sociedad. Ellos tienen su ámbito de actuación en el barrio, por lo que les es imposible llegar a toda la sociedad de Burkina Faso.

Para remediar este problema, han realizado un programa de sensibilización. Consiste en hacer ver a los habitantes de este barrio lo importante que son los árboles para el día a día, en sus vidas y para el planeta. Sin vegetación, todo iría peor. Además, una parte importante de la educación de los niños se basa por el respeto y conservación de la naturaleza.

En Buy & Hold apoyamos los valores que se les inculca a los niños. Respeto al medioambiente y poner de nuestra para consérvalo. Si queremos dejar a las próximas generaciones el planeta que nos dejaron nuestros padres, debemos cuidarlo y luchar por conservarlo.