Revisitando el concepto de ‘margin call’ y exposición al riesgo con Archegos Capital

Revisitando el concepto de ‘margin call’ y exposición al riesgo con Archegos Capital

Visto con cierta perspectiva, y de manera no exenta de ironía, podríamos afirmar que 2021 está actuando como un gran repaso práctico de conceptos financieros que hacía años que teníamos olvidados. Lo vimos en enero con el caso GameStop, que nos hizo revivir el concepto de ‘short squeeze’. Ahora, encontramos otro ejemplo claro con el ‘margin call’ del hedge fund Archegos Capital, que está provocando fuertes reacciones en los mercados que nos recuerdan en cierto modo a días de un pasado no tan remoto, previos a la caída de Lehman Brothers en 2008.

Primero, un poco de teoría: ¿qué es una ‘margin call’ o llamada de margen? Además de dar nombre a la excelente película protagonizada por Jeremy Irons y Kevin Spacey, en el mundo financiero se conoce como ‘margin call’ a la liquidación con consecuencias fatales de operaciones muy arriesgadas. Para poder explicar bien el concepto de ‘margin call’ es necesario hablar primero del concepto de margen (‘margin’): se trata de la garantía o colateral que debe depositar el titular de un instrumento financiero (acciones, divisas, derivados, bonos…) como contraparte para cubrir el riesgo asumido por realizar una operación apalancada (es decir, una operación que requiere el endeudamiento del titular). Por ejemplo, el actor financiero puede solicitar un préstamo para adquirir un instrumento financiero, y depositar una fianza al acreedor que se ejecutará en el caso de que no pueda afrontar la deuda. También se utiliza el concepto de margen para la operativa con derivados financieros o en ventas a crédito. Es importante entender que en esta clase de operaciones apalancadas el titular no entrega el importe total de la operación, sino que es su contraparte (quien efectúa el préstamo) quien sostiene el riesgo, de ahí que solicite un margen con el que poder cubrirse eventualmente.

En este contexto, la ‘margin call’ es literal: si la inversión no resulta como se esperaba, usualmente porque el mercado se está comportando de forma contraria a la prevista y esto provoca pérdidas potenciales al agente que está efectuando la operación, la práctica habitual de la industria es que la contraparte (generalmente un bróker) llame al titular para alertar de que la cantidad depositada como margen ya no es suficiente para cubrir las pérdidas, por lo que le requiere o bien que la amplíe o que deshaga su posición lo más rápido posible, antes de incurrir en pérdidas todavía más graves.

En segundo lugar, ¿quién es Archegos? Archegos Capital es un hedge fund (más bien un family office) creado Bill Hwang, originalmente para gestionar su capital privado (calculado según diversas fuentes en torno a los 10.000 millones de dólares) después de haber amasado una fortuna durante la década de los 90 y principios de los 2000 en el hedge fund Tiger Management y posteriormente en su propia compañía, Tiger Asia. Hwang ya había afrontado en 2011 una acusación de manipulación de mercado e Insider Trading que le llevó a pagar una cuantiosa sanción y transformar la firma en Archegos Capital, como detalla Luis Ángel Hernández en su blog de Rankia “La Bolsa al día”.

Entonces, ¿qué ha pasado exactamente? Como alertó el Wall Street Journal la semana pasada, varios valores – entre ellos nombres tan conocidos como Viacom o CBS- experimentaron caídas abultadas y anormales, detrás de las cuales estaba la liquidación forzada de las posiciones que había tomado Archegos Capital por parte de los bancos de inversión Goldman Sachs, Deutsche Bank y Morgan Stanley, que actuaron como ejecutores de la ‘margin call. Según la cabecera financiera, que cita a fuentes cercanas al fondo, se trataba de posiciones de un tamaño considerable y altamente apalancadas adquiridas vía swaps. Según diversos medios, la liquidación de activos roza la friolera de los 30.000 millones de dólares, lo que de facto supone que Archegos Capital ha pasado a la historia financiera contemporánea como el perpetrador del mayor ‘margin call’ de la última década. El caso también ha salpicado a las entidades que han actuado como financiadoras del fondo, provocando el desplome de su cotización tras advertir que incurrirían en pérdidas por el incumplimiento de Archegos.

Como es lógico, todo el episodio ha desencadenado un repunte en la volatilidad de las acciones y ha reavivado el debate sobre la toma de riesgos en el mercado. Un debate más que relevante, teniendo en cuenta que las valoraciones están en muchos casos en máximos históricos y que, gracias a las medidas de estímulo cuantitativo de los bancos centrales, hay liquidez de sobra en el mercado y sed de rentabilidad, que obliga a los inversores a bucear en las partes más arriesgadas del mercado para rascar algunos puntos básicos extra.

Desde la perspectiva que nos da la experiencia acumulada en los últimos 30 años en los mercados, desde Buy & Hold volvemos a enfatizar nuestro mensaje cauto de siempre: toda inversión conlleva un riesgo en forma de pérdidas potenciales; esto obliga a los inversores a hacer un ejercicio de introspección para poder comprender cuánto riesgo están dispuestos a tolerar por invertir su patrimonio a cambio de la promesa de una ganancia potencial.

En el amplio arco que trazan los mercados financieros, las operaciones a corto como la protagonizada por Gamestop o las operaciones apalancadas como la fallida de Archegos Capital se sitúan en el otro extremo de nuestro modus operandi: analizar muy bien las compañías hasta conocerlas como la palma de nuestra mano y, una vez determinado dónde se sitúan nuestras más altas convicciones, abrir posiciones con un horizonte de inversión de largo o incluso muy largo plazo con la esperanza de que la cotización de la acción evolucione al alza o de que la TIR de los bonos lo haga a la baja, permitiéndonos cosechar ganancias para nuestros partícipes.

Nuestra filosofía de inversión ciertamente no daría para hacer una película de Óscar (aunque nos encantaría), pero a cambio nos da la satisfacción de que ganarnos la confianza de nuestros clientes con carteras conservadoras, capaces de proteger el patrimonio y de generar interés compuesto.

Puede conocer más sobre nuestra estrategia de inversión y la composición actual de nuestras carteras a través de este enlace, consultando nuestros informes mensuales o a través del apartado “Fondos de inversión” de nuestra página web.



Suscríbete a la newsletter

Síguenos en redes sociales