Rimkieta en 2020: un año de avances en escolarización, salud, movilidad y emprendimiento para el barrio más humilde de la capital de Burkina Faso

Rimkieta en 2020: un año de avances en escolarización, salud, movilidad y emprendimiento para el barrio más humilde de la capital de Burkina Faso

Rimkieta es un barrio paupérrimo de Ouagadougou, la capital de Burkina Faso. El propio país figura entre los menos avanzados del mundo, concretamente en el puesto número 183 de 189, según datos del Índice de Desarrollo Humano de 2019. Pero Rimkieta tiene amigos, concretamente la Fundación Amigos de Rimkieta (FAR), de la que en Buy & Hold somos orgullosos patronos. También tiene grandes ideas que, con pequeños gestos como plantar un árbol o prestar una bicicleta, consiguen un enorme impacto positivo para esta comunidad.

Como hemos contado en entradas anteriores de nuestro blog, el objetivo de FAR es contribuir al desarrollo de las mejores condiciones de vida posibles en Rimkieta, especialmente para mujeres y niños. A pesar de lo duro que ha sido 2020, el año de la pandemia, FAR ha sido capaz de emprender con éxito una serie de proyectos que han contribuido significativamente al bienestar de los habitantes de este humilde barrio, que detallamos a continuación.

La principal área de actuación de la Fundación Amigos de Rimkieta es a través de la escolarización. Esto incluye actuaciones como las clases de alfabetización de mujeres, de la que se beneficiaron 22 madres de Rimkieta en 2020, al poder asistir a clases para obtener formación básica sobre letras y números en francés. FAR se encarga asimismo de la formación de niñas que no están escolarizadas, incorporando a 20 niñas nuevas a las clases el año pasado. Son niñas huérfanas, o procedentes de entornos muy desestructurados, que viven con familias de acogida como si fueran cenicientas. En 2020, además, se hizo seguimiento de las 164 niñas que estuvieron en los programas de escolarización o que asistieron a los talleres de formación que da Rimkieta para ayudarles a tener una profesión con las que ganarse la vida.

Otros 15 niños procedentes de familias muy desestructuradas fueron rescatados de la calle para darles formación y ayudarles a resinsertarse; con esta actuación, Rimkieta impide que caigan en círculos de delincuencia, drogadicción o prostitución. Son 136 los niños que fueron monitorizados a diario en 2020 dentro de los programas de escolarización y formación de la Fundación.

En conjunto, Amigos de Rimkieta facilitó 507 becas escolares durante el último año, acompañadas de refuerzo escolar en aquellos casos en los que el seguimiento de las calificaciones indicó que había menores que lo necesitaban. Además, se consiguió que 12 habitantes del barrio obtuvieran una beca para ir a la universidad.

También está la labor dirigida a los más pequeños: en la Maternelle Valencia se ha dado clases a más de 300 niños con edades comprendidas entre los 3 y los 5 años, siguiendo el sistema preescolar francés (P3, P4 y P5). Los niños que atienden a la maternidad no solo reciben educación, sino que siguen un completo programa nutricional que incluye suplementación vitamínica y tratamientos antiparasitarios, y además se les efectúa controles de crecimiento. En 2020 se amplió esta maternidad con la construcción de tres nuevas aulas, inicialmente para 150 niños, pero con el objetivo de que hasta 450 sean beneficiarios en 2021.

Otra manera de ayudar al desarrollo es a través de la práctica de ejercicio físico. En la FAR están orgullosos de educar a deportistas con valores, concretamente 59 nuevos atletas en 2020 que nos han regalado momentos de diversión y disfrute para la gente del barrio, como puede verse en este vídeo que ha lanzado Rimkieta para repasar todos los objetivos cumplidos el año pasado.

Actuando a favor de la salud, el bienestar y la independencia financiera

Las otras áreas de actuación de Amigos de Rimkieta abarcan actuaciones que van desde la construcción de pozos de agua potable y plantación de árboles a la concesión de microcréditos a mujeres emprendedoras. En el primer caso, con estas medidas se ataja el problema de salud que supone que un 58% de la población de Burkina Faso no tenga acceso a agua potable; la Fundación ha instalado cinco pozos que han servido para abastecer a 1.500 personas y regar el huerto de la Fundación, de cuyo mantenimiento (siembra, riego, recolecta y comercialización) se encargaron 26 mujeres, a cambio de una ayuda económica con la que poder contribuir a sus familias. Por cierto, se proporcionaron 83 microcréditos a mujeres del barrio en 2020, para ayudarles a lanzar y sacar adelante pequeños negocios que garanticen su independencia y el sustento de la familia.

La plantación de 600 árboles el año pasado (cerca de 10.000 desde que empezó esta actuación en 2012) contribuyó a traer al barrio los beneficios de la regeneración de la naturaleza, como por ejemplo disponer de un espacio en el vecindario provisto de sombra en el que poder reunirse, interactuar o pasar la tarde, como en las plazas españolas.

Amigos de Rimkieta cuenta asimismo con un molino de cereales; en 2020 se efectuó la molienda de unas 6.700 raciones de comida, contribuyendo al sustento diario de unas 1.800 personas de la zona. El molino no solo ha acabado con el arduo trabajo de tener que moler a mano, también ha dado lugar a un banco de cereales que ha permitido repartir más de 231.000 raciones de alimento el pasado año, al facilitar la compra de harina de maíz a un precio social.

Y luego está el proyecto de movilidad con bicicletas en Rimkieta, del que ya hablamos en una entrada anterior. Las bicicletas no son para muchos habitantes de Rimkieta el único medio disponible para poder desplazarse; en numerosos casos les ayudan a llevar a sus hijos a la escuela y a mantener la viabilidad de sus negocios. El año pasado se entregaron 415 en el barrio, pero son más de 4.100 las bicis que la FAR ha cedido desde que se puso en marcha esta iniciativa en 2013.

En último lugar, aunque no por ello menos importante, está la cuestión de la asistencia médica. En 2020 se brindó a cinco niños con distintas dolencias y necesidades. El acompañamiento que da Amigos de Rimkieta a los niños que necesitan atención y a sus familias es económico, pero también moral, pues se busca hacerles accesible un tratamiento y atención médica y humana de calidad.

Desde Buy & Hold os animamos a haceros vosotros también amigos de Rimkieta. Si algo nos demuestra la Fundación es cómo granito a granito, y con conocimiento de las necesidades sobre el terreno, se puede generar un gran impacto positivo sobre las vidas de las personas. Podéis conocer más sobre la organización a través de su página web o apadrinar a un niño o a una mujer de Rimkieta a través de este enlace.



Suscríbete a la newsletter

Síguenos en redes sociales