¿Por qué mantenemos nuestra posición en Facebook?

¿Por qué mantenemos nuestra posición en Facebook?

La caída de Facebook en bolsa ha hecho que algunas gestoras se planteen si vender o no sus posiciones en el capital de la empresa. En dos días, la compañía de Mark Zuckerberg perdió 60.000 millones de dólares de capitalización, algo así como el 6% del PIB español, como consecuencia de la filtración masiva de datos de clientes de esta red social.

Según publica El Confidencial, los fondos más expuestos a Facebook habrían perdido unos 7.500 millones de dólares, al bajar las acciones de 185 a 168 dólares. Algunos bancos están tomando medidas. Este es el caso de Norde Bank, que, tal y como recoge el diario digital, ha incluido este valor en su lista negra, debido, y en palabras de Sasja Beslik, director de unidad financiera de este banco, al “elevado nivel de revelaciones y la incertidumbre que rodea a la compañía por la fuerte reacción social”.

A pesar del varapalo que se ha llevado la red social en bolsa, Facebook continúa siendo líder en su segmento a mucha distancia de sus principales competidores.

Nosotros estamos invertidos en la compañía. Con una exposición, muy limitada eso sí, del 3,5% tanto en el fondo como en la sicav de Renta Variable. Y no nos plantemos vender.

Creemos que Facebook es una compañía donde prácticamente la totalidad de los accionistas tienen plusvalías en esta posición. Por tanto, es sencillo ver ventas ante riesgos reputacionales, como los que está sufriendo.

Consideramos que es un problema externo a la empresa, es decir, que, aunque afecte a la cotización y a la imagen, la estructura interna y lo que ha hecho que Facebook sea una de las empresas más grandes del mundo continúa intacto. El valor de las acciones ha bajado, pero el valor objetivo de la empresa continúa siendo el mismo, gracias a sus más de 2.000 millones de usuarios.

Su negocio continúa y es uno de los más valiosos para las agencias y el mundo de la publicidad ya que ayuda a conocer mucho mejor a la audiencia. Ahora la información y conocimiento del usuario es la más valiosa arma del mercado, y creemos que por mucho que baje Facebook, con el paso del tiempo volverá a recuperar su valor objetivo. Además, las compras de Whatsapp e Instagram han disparado el tiempo que cada usuario pasa en las plataformas de Facebook, con la potencialidad que eso implica cara a una explotación comercial futura para la compañía.