Una reflexión sobre la última remodelación del Dow Jones

Una reflexión sobre la última remodelación del Dow Jones

La próxima semana el Dow Jones celebrará sus 124 años de vida cotizando con el aspecto más cambiado en siete años, tras la remodelación anunciada esta semana por S&P Dow Jones Indices.  Sale un valor emblemático, la petrolera Exxon Mobile, que llevaba cotizando en el Dow Jones desde 1928. Entra una empresa tecnológica representativa de la Nueva Economía, Salesforce.com, que está especializada en cloud computing y CRM (soluciones para relaciones con clientes).

Esto supone que, a partir concretamente del 31 de agosto, el Dow Jones contará con un solo valor del sector de la energía entre sus 30 valores, la petrolera Chevron. Como indica el diario The Wall Street Journal en este artículo, este movimiento es la última gota que colma el vaso de un sector que ha sufrido un fuerte revés en los últimos años, hasta el punto de afirmar que, actualmente, la energía es “el sector menos influyente de los 11 que componen el S&P 500”.

No es el único cambio que experimentará el Dow Jones: salen la farmacéutica Pfizer y el gigante aeroespacial y de la defensa Raytheon; entran la biotecnológica Amgen y la compañía de software industrial y desarrollo de soluciones tecnológicas específicas para industrias Honeywell. Supone la remodelación más profunda de este indicador desde que en 2013 se sustituyeran a Bank of America, HP y Alcoa por Visa, Goldman Sachs y Nike.

Resultan simbólicos los cambios realizados en el índice bursátil más veterano de EE. UU., por escenificar de una manera extraordinariamente gráfica un cambio de época: sale la vieja guardia, las empresas que de una manera u otra contribuyeron a marcar el rumbo de la economía estadounidense en el siglo XX. Quienes entran son empresas que han sido punteras en lo que llevamos del siglo XXI, representantes de eso que hemos convenido en llamar la Nueva Economía. A partir de septiembre, el Dow Jones tendrá un componente menos industrial, y habrá ganado en la intangibilidad que da el desarrollo basado en el conocimiento, a pesar incluso de que se haya reducido el peso del sector tecnología por el desdoblamiento de las acciones de Apple.

De hecho, el desdoblamiento 1:4 de las acciones de la tecnológica de la manzana ha sido el detonante de esta importante remodelación, dado que el peso de las cotizadas del Dow Jones está condicionado por el precio de sus acciones, no por su valor bursátil. En Buy & Hold también encontramos simbólico que quien ha detonado este cambio es una empresa a caballo entre ambos siglos: puntera en sus orígenes en la década de los 80, hoy consolidada como blue chip de pleno derecho.

Si echamos la vista atrás unos siete años, podemos afirmar que la de Exxon es la historia del gigante destronado… precisamente por Apple, que se ha convertido en la primera compañía en valer más de dos billones de dólares en bolsa. Según recuerda el WSJ en el artículo ya citado, en 2013 era Exxon Mobile la empresa con mayor capitalización de EE.UU., con un valor en bolsa superior a los 415.000 millones de dólares, frente a los menos de 180.000 millones que vale ahora.

Esta remodelación deja una pregunta en el aire: ¿se está “nasdaquizando” el Dow Jones? ¿Es una tendencia que se pueda replicar en otros índices del mundo, en particular en nuestro Ibex 35? Aquellos inversores más veteranos recordarán que no hace tanto Telefónica y Banco Santander eran los valores que dominaban por tamaño nuestro selectivo. En cambio, durante el verano hemos visto el ascenso de Cellnex, que ha superado en valor bursátil tanto a Endesa como a la compañía que preside José María Álvarez-Pallete y ahora se consolida como el cuarto valor del índice. En lo que va de año también hemos podido presenciar cómo Iberdrola arrebataba el segundo puesto por capitalización a la entidad que preside Ana Patricia Botín, mientras que Inditex ostenta la medalla de oro del selectivo.

El tiempo y con él, el desarrollo de mega tendencias como la digitalización, la inteligencia artificial, el envejecimiento de la población o el acceso masivo a las clases medias de la población del mundo emergente, serán los que den respuesta a esta pregunta. Entre tanto, en Buy & Hold nos sigue pareciendo un acierto apostar por valores tecnológicos de empresas líderes, con un potencial de crecimiento muy grande y que se encuentran en un sector con grandes barreras de entrada. Por estas mismas razones, estamos posicionados en valores tecnológicos de las compañías líderes de sus respectivas áreas dentro del sector de la tecnología: Amazon (distribución y comercio online), Facebook (redes sociales y comunicación), SAP (software para empresas), Microsoft (software para equipos informáticos), Google (multiservicios digitales, como software para móviles, aplicaciones, almacenamiento en la nube, etc.) o Amadeus (software de gestión de reservas para compañías aéreas), como explicábamos en una entrada anterior de nuestro blog.